Últimos artículos

  • RCZ

Hacer las paces

Hacer las paces con alguien que te ha dañado no significa olvidar, significa reconocer como esto te ha hecho ser quien eres, hacer las paces entonces es un acto de responsabilidad personal pues haya pasado lo que haya pasado eres tú quien puede darle un nuevo significado

Hacer las paces no significa que serán amigos o que siquiera quieras tener a esa persona en tu vida, significa que tú estás bien, que has dejado el dolor atrás, te cuidas a ti mismo y bendices ese momento

Hacer las paces es permitir que eso no te defina, no te estorbe, es sacudirse el mal rato e intentar retomar quien eres, es impedir que tu ego se identifique con eso y que lo use como escudo o como arma, es saber que por algo pasan las cosas

Hacer las paces es encontrarte solo, saber que aún sin eso existes. Es no esperar el perdón, la mirada, el cariño, el reconocimiento; hacer las paces es escuchar nuestro corazón herido abrazarlo y permitirle que encuentre otro modo, otro camino

Hacer las paces significa perdonarse a uno mismo, aceptar la vida como es y tomar a Dios como maestro

Perdonar nos acerca más al amor, nos permite recobrar nuestra energía puesta en aquello que la ira ha defendido, perdonar no es olvidar es comprender que hagas lo que hagas fueres lo que fueres las cosas no van a cambiar y que las cosas son, como deben de ser: ¡Perfectas!

Perdonar significa aceptar todo lo que me es dado, aunque eso parezca perder

Porque mantener la ira, el odio, el resentimiento, el coraje, las ganas de venganza es mantener una relación tóxica y mantener eso o a esa persona que tanto te ha hecho daño, no es libertad, es protagonismo


310 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Encierro